Aromaterapia con té. El arte de las mezclas

La aromaterapia se basa en los efectos que ejercen los aromas naturales sobre nosotros. Como la música, algunos olores pueden alegrarnos el día, ayudarnos a relajarnos, o darnos una dosis extra de vitalidad. Si además le añadimos los efectos beneficiosos del té y las infusiones, ya tenemos una forma fácil de aprovechar las virtudes de los aromas.

Muchas de nuestras creaciones incluyen especias, hierbas, flores, frutas y otros ingredientes naturales, y por eso pueden ser una herramienta de aromaterapia. Solo con prepararnos  una humeante taza de té y aspirar su fragancia, ya estaremos practicando esta antigua disciplina.

¿Qué aroma elegir?

Según el efecto que queramos obtener, tendremos que seleccionar el té o la infusión por su aroma predominante. Elige el que más vaya contigo, con esta pequeña guía.

Cítricos

Además de añadir sabor al té, el aroma de las frutas como las naranjas y los limones tienen un efecto revitalizante y estimulan la circulación. Pero el más especial de los cítricos en el té es la bergamota, una lima del sur de Italia, cuyo aceite esencial se considera calmante y antidepresivo. En nuestro Earl Grey Crème, combinamos el perfume de  la bergamota con la dulzura de la crema.

Especias

Conocidas por su efecto sobre la digestión, los aromas de las especias aportan calor y energía. Una de las más utilizadas es la canela, de sabor dulce y picante. En aromaterapia se utiliza como energizante y afrodisíaco.  Es la protagonista del Taj Mahal, una exótica mezcla de Té Negro, con canela, naranja y rosas.

Menta

El aroma de menta favorece la concentración, la imaginación y la creatividad. Lo encontrarás en nuestra Magic Forest, una infusión frutal con menta, frambuesa y  mora.

Te invitamos a visitarnos para que descubras estas y muchas más mezclas, que llenarán tu hogar de la magia de los aromas.

 

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!