Objetivo ¡Subir el ánimo!

Con cada cambio de estación, nuestro organismo tiene que adaptarse a los nuevos ritmos. Con el otoño, comienzan las lluvias, bajan las temperaturas y disfrutamos de menos horas de luz. Muchos de nosotros experimentamos los síntomas de la astenia, que es una respuesta a las nuevas condiciones externas que se conoce como trastorno afectivo estacional (TAE). Se trata de un síndrome leve y temporal que suele durar unos días o semanas.

Emociones como la tristeza, la irritabilidad o la ansiedad acompañadas de somnolencia, alteración del apetito, debilidad o falta de concentración, son habituales durante el periodo de adaptación. ¿A qué se deben este tipo de trastornos en otoño? Al reducirse las horas de sol y cambiar los ritmos vitales, se produce un desequilibrio interno. La luz solar es clave para la producción de hormonas cerebrales como la melatonina (influye en el sueño, energía, regulación del apetito o temperatura corporal) y serotonina (estado de ánimo). Cuando disminuyen las horas de sol se produce más melatonina y menos serotonina o “hormona de la felicidad”, por lo que tenemos más sueño y estamos de peor humor.

Claves para mejorar tu ánimo:

• Toma alimentos ricos en triptófano, un aminoácido esencial precursor de la serotonina que actúa como antidepresivo. La leche es rica en triptófano. Incorpórala en tus infusiones de forma regular durante este periodo.

• Revitalízate con plantas adaptogenas, que preparan al organismo para situaciones de estrés, ricas en vitaminas y aminoácidos como el ginseng o el eleuterococo. Puedes probar con nuestro GingTea, un té verde con ginseng y limón, que reforzará tu vitalidad.

• Regula tu sueño, hay que reajustar nuestro reloj interno y cuidar la dieta para dormir mejor. Acuéstate todos los días a la misma hora, calculando que descanses 8 horas. Toma Rooibos una hora antes de acostarte, pues sus minerales te ayudarán a conciliar el sueño.

• Aprovecha al máximo la luz natural, en las primeras horas del día para hacer alguna actividad al aire libre como pasear o correr. Además de liberar adrenalina aumentarás los niveles de serotonina y te sentirás de mejor humor.

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!