Dulces sueños de verano

La subida de las temperaturas y el cambio de hábitos de vida durante las vacaciones afectan tanto a la cantidad como a la calidad del sueño de muchas personas. De hecho, aunque se considera que el verano es un período propicio para el descanso, hay una serie de factores que no favorecen el sueño habitual, como el calor, el ruido de la calle, el cambio de colchón habitual o la sequedad ambiental si utilizamos aire acondicionado(1). Más aún, el cambio de horarios, el aumento de consumo de tabaco y de estimulantes como el alcohol o bebidas gaseosas o los excesos alimentarios pueden hacer más difícil disfrutar de un sueño constante y reparador. Por otro lado, hay cada vez más gente a la que le cuesta dormir no sólo en verano, sino también durante el año. Las causas pueden ser diversas, pero habitualmente se debe al estrés de nuestra vida diaria y al agobio de la ciudad. La cantidad y la calidad de sueño de una persona afecta a su salud física, su bienestar emocional, sus capacidades mentales, su productividad y su rendimiento.

El período vacacional se presenta como  una oportunidad inmejorable para relajarnos e intentar incorporar hábitos que nos ayuden a conciliar el sueño y dormir las horas que nuestro cuerpo necesita (se recomienda que sean entre siete y ocho) ya que en muchos casos basta con variar ciertos hábitos de vida para recuperar el sueño tranquilo y de calidad.

 

Dormir bien

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tomar una infusión o un té sin teína es una buena forma de relajarnos. Podemos probar con los tés desteinados, que son aquellos que han sido sometidos a un proceso para eliminar la teína presente en el té.  El Rooibos también es una buena opción, ya que al estar libre de cafeína, no es estimulante. Además es una excelente fuente de minerales y de vitaminas.

Otra excelente opción son las Infusiones. En Tea Shop utilizamos varias plantas medicinales, que gracias a sus ácidos orgánicos específicos actúan sobre el sistema nervioso y/o el aparato digestivo, relajándolo y favoreciendo nuestro bienestar. Dentro de las plantas con propiedades  relajantes y sedantes, las hay con efectos  suaves pero suficientes para aliviar  el insomnio, el nerviosismo y la irritabilidad,  como la valeriana, la flor de azahar, la lavanda o el jazmín. Si en cambio, deseamos recuperarnos de malas digestiones, dolor de estómago, acidez y otros trastornos digestivos que pueden dificultar nuestro sueño, podemos recurrir a las plantas aromáticas y medicinales que tradicionalmente se han mostrado eficaces para ello.  La manzanilla sigue siendo la reina de las plantas digestivas,  junto al anís, la menta, el hinojo, el regaliz, y muchas otras. Si lo deseamos, podemos agregarle leche caliente a la infusión ya que la leche ayuda a elevar los niveles de triptófano, un aminoácido que interviene en la síntesis de melatonina, la hormona que regula el ritmo circadiano de vigilia-sueño

Finalmente es importante intentar seguir una serie de consejos que nos ayudarán a gozar de un sueño profundo y reparador: se recomienda mantener un horarios fijos a la hora de acostarnos y levantarnos, reservar la cama para dormir evitando realizar otras actividades en ella como comer, trabajar o mirar la televisión, aclimatar la habitación a una temperatura adecuada, sin ruidos y en la oscuridad. También es importante realizar ejercicio físico moderado ya sea por la mañana o a primera hora de la tarde, alejado siempre del horario nocturno. Por otro lado hay que evitar irse a dormir en ayunas ya que nos será más difícil conciliar el sueño al igual que si comemos mucho, tarde y sobretodo si ingerimos alimentos grasos. Debemos comer dos horas antes de acostarnos y a poder ser alimentos como verduras, hortalizas y cereales integrales que relajan la musculatura y son de fácil digestión. Antes de acostarnos debemos evitar realizar actividades que exijan excesiva concentración o que impliquen excitación mental. Como último consejo podemos probar a realizar ejercicios de relajación que nos permitirá desconectar de nuestros problemas y relajar la mente.

Prueba a realizar estas pautas, y disfruta de un merecido y reparador sueño de verano.

 

FUENTES

1 http://publicaciones.san.gva.es/cas/inst/prensa/docs/trastornossuenyopeset.pdf

Share

Por Tea Shop en Healthcare el 23 agosto, 2013 Coméntalo (1)

Chai Tea: aromas de la India

La palabra “chai” (Hindi: चाय ) es la que se utiliza comúnmente en la India para nombrar el té.

El “masala”  es un término empleado en la cocina india que se refiere a  una mezcla de diferentes especias. Estas mezclas confieren a los platos indios un sabor y un aroma únicos. Los platos hindis con las denominaciones que tengan la terminación masala indican que llevan como ingrediente el contenido de estas mezclas de especias, que además facilitan la digestión.
El té negro mezclado con especias, leche y azúcar, es lo que se conoce como “Masala Chai”. (Hindi: मसाला चाय). En la  India se vende en la calle y en los mercados, preparado con leche de búfala. Siguiendo esta receta básica, se ha popularizado también otra bebida, conocida como “Té Americano”, que consiste en infusionar el té en la leche y aderezarlo con canela y corteza de limón.

Receta Básica para el “Chai”


Ingredientes para 4 personas:

  • • 0,5l de agua .
  • • 0,5l de leche de vaca.
  • • 12 g de té negro (Maud F.B.O.P Assam)
  • • 10 g de Indian Yogi (mezcla de especias)
  • • Azúcar. 1.

Se hierve el Indian Yogi en el agua durante 10 minutos a fuego lento.

Después se añade la leche, el té negro y el azúcar al gusto.

Se deja reposar sin fuego durante 5 minutos.

Se filtra y ya esta listo para consumir, caliente o frío.

Se puede sustituir la leche de vaca por leches vegetales (soja, avena, arroz…), con una proporción menor de agua. (0,75l leche x 0,25 l agua).

Las especias más utilizadas

Según el Ayurveda (medicina tradicional hindú), existen seis sabores básicos que tendrían que estar presentes en cada comida: dulce, salado, ácido/agrio, amargo, picante y astringente. El sabor ligeramente amargo y el toque de astringencia en el “Chai”  lo da el té negro. A través de las mezclas de especias y otros ingredientes se consiguen el resto de sabores, exceptuando el salado.

  • Dulce: Vainilla, regaliz, hinojo, canela.
  • Ácido: Naranja, limón, lima, jengibre.
  • Picante: Canela, Cardamomo, jengibre, clavo, pimienta negra, menta, enebro.

Nuestros  recomendados para preparar “Chai”

  • Indian Yogi: Canela, jengibre, clavo y cardamomo son  los ingredientes de esta mezcla YOGI usada originalmente para recuperar el “espiritu” tras una   sesión de Yoga.
  • Secreto de India: Piel de naranja, hinojo, trocitos de canela, raíz de regaliz, enebro, clavo, cardamomo,  jengibre y pimienta verde en grano hacen de ésta una infusión muy energizante.
  • Té de Yoga: Té verde con especies de la India: canela,  anís, hinojo, jengibre, clavo y pimienta negra. Ideal para revitalizarse después de una sesión de yoga.
  • PU Erh “Chai”: Té rojo con cardamomo, trocitos de canela en rama, clavos de olor, jengibre y cardamomo. Digestivo y depurativo.
  • Rooibos “Chai”: Rooibos con cardamomo, trocitos de canela en rama, clavos de olor, jengibre y cardamomo. El auténtico “Chai” sin teína.
  • Indian Chai: Tradicional mezcla hindú de Té Negro y especias (trozos de canela, jengibre, cardamomo, corteza de naranja y polen de miel).
  • Maud F.B.O.P Assam: Té negro de hoja partida. Da una infusión rotunda e intensa. Perfecto para tomar con leche.

Nuestra receta especial: Lassi de Mango al “Indian Chai”


Un  lassi es una bebida tradicional de la india hecha a partir de yogurt. Se puede hacer dulce o salado y a veces va condimentado con especies. También se puede hacer lassi a base de frutas como en este caso.
Ingredientes para 4 personas:

  • 0,2l de leche.
  • 0,8l de yogurt líquido.
  • • 6 g de té “Indian Chai”.
  • • 1 o 2 Mangos (según tamaño)
  • • Hielo

Preparación:

Infusionar el té en la leche de 3/5 minutos. Colar y reservar las hojas.

Licuar el mango, la infusión, la mitad de las hojas de té y el yogurt con hielo hasta conseguir una textura frappé.

Servir bien frío.

Share

Por Tea Shop en Taller de Té, Tés del mundo el 17 marzo, 2011 Coméntalo (0)