El té una bebida sana y refrescante para niños

Si tenemos por costumbre tomar té, es muy probable que los más pequeños de la familia quieran imitar nuestro hábito. En nuestra cultura, tanto el té como otras bebidas estimulantes se consideran cosa de adultos y sin embargo no dudamos en ofrecer a nuestros niños, refrescos de cola, zumos industriales y otras bebidas que probablemente son menos adecuadas para ellos.

Los niños pueden consumir las variedades de té más bajas en cafeína, como el té verde, y además existen muchas otras alternativas adecuadas para esta etapa, como las infusiones de fruta (os recomendamos nuestros Cocktail de frutasWild Peach) con hibisco con su atractivo color rojo, o el rooibos una planta sudafricana sin cafeína y con un agradable sabor dulce.

La clave está en la preparación de las infusiones para los niños, que es algo distinta a la que utilizamos para los adultos.

Los niños prefieren que su té tenga un sabor ligero. Hay que reducir el tiempo de infusión habitual a la mitad. Si para un adulto infusionamos un té verde 2 minutos, para los niños lo dejaremos sólo 1 minuto. Sí aún así, lo encuentran demasiado intenso, podemos diluirlo con agua a temperatura ambiente, ya que además la temperatura de servicio de una infusión para niños ha de ser aproximadamente la temperatura ambiente, en torno a los 26º/36ªC.

Pero sin duda la versión que más triunfa en las tazas infantiles son las infusiones de frutas con hielo. Nada más refrescante y atractivo que tomar el té de mama, o compartir con los compañeros de juegos una divertida tarde de té.

Esperamos vuestros comentarios.

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!