Té verde, fuente de bienestar y belleza

Pensar en una taza de té, nos lleva  inevitablemente a momentos de recogimiento y bienestar. Pero además, el té esta directamente relacionado con el cuidado del cuerpo y la mente, proporcionándonos un estado de tranquilidad y equilibrio. El té verde en particular, por su contenido en antioxidantes y vitaminas, es un gran aliado en el cuidado de la salud y la belleza. En Tea Shop te contaremos todas las ventajas que puedes obtener consumiendo té verde

Entre sus beneficios destacamos su capacidad para calmar el sistema nervioso y digestivo, reduciendo la fatiga y favoreciendo la diuresis.

También es un excelente remedio para aliviar los síntomas de la gripe y otras enfermedades virales, gracias a su efecto antibacteriano, que previene las infecciones.

El estrés, junto a la contaminación ambiental, la excesiva exposición solar  y el ritmo de vida actual, favorecen que los signos del cansancio se reflejen en nuestro aspecto. Los especialistas recomiendan beber de cuatro a cinco tazas de té verde  al día para ayudar a combatir el efecto de los radicales libres, responsables del proceso de envejecimiento celular, y también de la piel. En Tea Shop, encontraras una gran variedad de mezclas a base de té verde, para que disfrutes mientras te cuidas.

El té se utiliza también como ingrediente estrella en muchos productos cosméticos con propiedades antienvejecimiento, hidratantes, desodorantes y calmantes. Te proponemos una sencilla receta a base de té verde que puedes incluir entre tus productos de cuidado personal.

Flash Tea Shop belleza con té verde

Tienes un compromiso de última hora y tu rostro refleja todo el cansancio del día. Con este sencillo truco, tu piel se recupera y luce como a primera hora de la mañana.

Ingredientes:

50g de té verde

5 gotas de aceite esencial de menta

250 cl de agua mineral

Preparación:

Infusiona el té verde en el agua mineral (80º) durante 20 minutos. Déjalo enfriar y fíltralo en una botella de cristal esterilizada con atomizador. Añade las 5 gotas de aceite esencial y ya esta listo para usar.

Vaporiza el spray de té verde sobre el rostro y seca el exceso con un pañuelo desechable. Para obtener un efecto todavía más refrescante, guárdalo refrigerado.

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!