Torrijas aromatizadas al Té de Navidad Negro

Las torrijas son unos de los dulces más típicos de nuestro país. Qué mejor receta para estas fechas que unos postres tradicionales y que a muchos nos recuerdan a la cocina de nuestra infancia. Hay múltiples variantes, por lo que nosotros os proponemos unas torrijas de lo más navideñas, con todo el sabor y aroma de estas fechas. Para ello vamos a aromatizarlas con el delicioso Té de Navidad Negro, hecho con los típicos ingredientes de los dulces navideños: almendra, naranja, manzana, clavo, canela y jengibre y que darán el toque especial a tus torrijas.

Además como son muy fáciles de hacer, podéis prepararlas junto a vuestros hijos, y disfrutar de la magia de la Navidad con los más pequeños.

INGREDIENTES

₋          Una barra de pan del día anterior

₋          4 huevos batidos

₋          1 litro de leche

₋          Cáscara y ralladura de naranja

₋          2 medidas de Té Negro de Navidad (4 gramos)

₋          5-6 cucharadas sopera de azúcar

₋          Aceite

₋          Canela en polvo

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Ponemos la leche en un cazo. Para aromatizarla, le añadimos el té a granel, la mitad del azúcar y un trozo de la corteza de naranja. Lo cocemos a fuego suave durante unos 4 minutos, removiendo  de vez en cuando.
  2. Mientras, cortamos la barra de pan en rebanadas gruesas oblicuas (en diagonal) para que no se desmiguen. Colocamos las rebanadas de pan sobre una fuente en una sola capa.
  3. Una vez haya hervido la leche aromatizada, la colamos y esperamos a que atempere. Seguidamente, debemos verterla sobre las rebanadas de pan y dejar que se empape bien (10 minutos)
  4. A continuación, calentamos la sartén con abundante aceite de girasol. Pasamos las torrijas por el huevo batido y las freímos 1 minuto por cada lado, hasta que se doren. Las retiramos a un plato forrado con papel absorbente de cocina para que escurran el aceite.
  5. Finalmente, ponemos en un plato azúcar y canela en polvo y las rebozamos. Las servimos en una bandeja y ya están listas. Hay a quien le gustan recién hechas y quien las prefiere frías cuando el azúcar forma un almíbar.

Esperamos que disfrutéis con toda la familia de este dulce tan nuestro.

¡Felices Fiestas a tod@s!

 

 

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!