Una taza de té para acompañar tu desayuno ideal

Seguramente has oído decir que el desayuno es la comida más importante del día. Y así es. Un buen desayuno es una de las bases de una alimentación y una salud adecuadas. Y es en esta época del año, cuando iniciamos nuevo curso, volvemos al trabajo y los niños a la escuela, el mejor momento para cambiar algunos de nuestros malos hábitos y establecer las pautas de una alimentación saludable que beneficien a toda la familia.

Muchas personas se levantan con el tiempo justo para tomar sólo un café e irse rápido al trabajo1. Un claro error ya que, después de las horas de ayuno nocturno, el organismo necesita alimentarse para que todo se ponga en marcha. Otros creen equivocadamente que es una buena forma de adelgazar. Nada más lejos de la realidad2: consumir un desayuno completo ayuda al control de peso, ya que se picotea menos durante la mañana y se distribuyen mejor las comidas del resto del día.

Así que hagamos las cosas bien. Levantémonos un poco antes y dediquemos a la comida más importante del día, el tiempo que se merece. El desayuno debe representar entre el 20% y el 25% de las calorías que ingerimos durante el día, y es importante que esté bien balanceado para que recibamos los nutrientes esenciales. Por ello no pueden faltar una ración de fruta o zumo natural, pan o cereales, de preferencia integrales ya que nos aportarán energía de larga duración, una ración de lácteos como queso, leche o yogur que contienen proteínas, calcio y vitaminas. También podemos incluir algo de proteína animal como jamón o pescado azul, pero debemos evitar productos demasiado calóricos que aporten pocos nutrientes al organismo.

En cuanto a la bebida, el té es una opción excelente. El Té Verde, por su capacidad para calmar el sistema nervioso y digestivo y reducir la fatiga hará que empecemos el día sintiéndonos como nuevos. Para aquellas personas a quienes les gusta tomar el té con leche, el ideal es el Té Negro, que además nos dará una dosis extra de energía. Podemos combinarlo tanto con leche de vaca como con leches vegetales, como de avena, soja, almendras o arroz. El clásico Earl Grey Superior o el goloso Chocolate Black Tea son dos opciones deliciosas. Si lo que deseas es depurar tu organismo, no hay nada mejor que tomar tu primera taza de Té Rojo, que favorece la digestión y mejora la flora intestinal, aspecto fundamental en el mantenimiento de la salud y bienestar digestivo.

Para los niños la mejor opción es el Rooibos, una planta sudafricana sin cafeína con un agradable sabor dulce. Además es una excelente fuente de minerales y de vitaminas, que resulta deliciosa combinada con leche. Prepárales una taza de Rooibos Vainillacon leche vegetal o de Gracia Blend Rooibos® con leche de vaca y verás como se convierte en su bebida preferida.

Así que si quieres una inyección de energía saludable por la mañana que dure todo el día, acompaña tu desayuno nutritivo y variado con una reconfortante taza de té. Y, sobre todo, no dejes de servírselo a tus hijos para que no les falte energía para sus estudios y juegos.

NOTAS
1:http://www.semfyc.es/noticias/destacadas/detalle/Jornadas_Santiago_Nutricion/

2:http://ajcn.nutrition.org/content/81/2/388.abstract

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!