Historia del Té de Navidad

En el Reino Unido, ya en la época victoriana era tradición para estas fechas la preparación de un té especial que evocaba el aroma a navidad. Se trataba de un té con especias con varios ingredientes calientes que proporcionaban un efecto calmante en el cuerpo, así como sensación de calor en los fríos inviernos. Esta mezcla se incluía en los “Afternoon Tea”  de Navidad, fiestas familiares o institucionales donde no faltaban los típicos dulces navideños como el pan de especias, las salsas de arándanos, de manzana, etc., así como los sándwiches de pavo ahumado, salmón y otros platos característicos de estas fechas.

 

El té de Navidad original  es un té negro aromatizado, con el olor acre del jengibre, el calor de la canela y las cáscaras de naranja que se utilizan para dar aroma, sabor y propiedades medicinales a esta bebida especial que  también puede endulzarse.

 

Recomendamos preparar este té sin leche, a  fin de obtener el sabor completo de las especias. Hay que infusionarlo durante 4-5 minutos, para extraer todos los sabores y los resultados en una saludable mezcla de té con especias. Para dar un toque especial, la miel o el azúcar se puede  añadir al final. Una rodaja de limón o una nube de leche complementan esta bebida a la perfección.

Tea Shop se ha sumado desde siempre a esta tradición con una mezcla propia de Navidad, basada en la receta de siempre, pero adaptándola al gusto de nuestro propio público, con el claro protagonismo de la almendra, ingrediente principal de los turrones, mazapanes, polvorones, todas las delicias que no faltan en ninguna mesa en estas fiestas. Además lo reinventamos en  varios colores de té, para poder disfrutar de todo el sabor de la Navidad con té blanco, verde, rojo, negro y rooibos,este último sin teína.

Por supuesto, no nos olvidamos de todos los beneficios que aporta el té. Los ingredientes de esta mezcla nos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.  El jengibre, la canela y clavo de olor proporcionan un efecto calmante para la garganta y actúan como un valioso agente en la prevención de infecciones.
Al ser un excelente diurético, el té  ayuda a eliminar las toxinas del organismo, equilibrando la, a veces, difícil digestión de las comidas navideñas.

El Té de Navidad nos transporta a una época llena de tradición y de momentos compartidos, ahora  la historia debe continuar contigo…

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!