La hora del brunch

En las mañanas de fin de semana, cuando no hay prisa por levantarse, nada mejor que empezar el día con un rico y delicioso brunch. Juego de palabras entre desayuno (‘breakfast) y comida (lunch’), el brunch consiste en una comida dónde la frontera entre lo salado y lo dulce se diluye. Originario de Inglaterra, se suele tomar entre las 11h y las 15h. Cada vez son más los restaurantes y hoteles que ofrecen esta fórmula, pero también tenemos la opción de celebrarlo en casa. ¿Por qué no invitar a tus amigos y disfrutar de un delicioso y relajado brunch?

Una de las ventajas del brunch es que podemos jugar y preparar aquello que más nos apetezca y mezclar sabores dulces y salados. El té se convertirá en la bebida ideal para acompañar esta original comida, ya que la amplia gama de sabores nos permite combinarlo con sus infinitas opciones.

Brunch con Tea Shop

Brunch con Tea Shop

Según el tipo de alimentos que sirvamos habrá algunos tés más apropiados que otros. Por ejemplo, para un brunch al estilo anglosajón el Té Negro combinará perfectamente con los huevos, tostadas y pancakes típicos de esta opción más clásica. En caso de que apostemos por preparar platos con pescado como unos blinis con salmón ahumado, el Té Verde será el mejor acompañante. También casa bien con ensaladas y sándwiches con queso. Si nos apetece algo más light, otro de los platos típicos del brunch es yogurt con cereales y fruta, que podremos acompañar con una humeante taza de Gracia Blend® Red.

Los cócteles suelen tener un protagonismo destacado en los brunch. Aporta un toque de originalidad, y sorprende a tus invitados con un cóctel hecho a base de té, como un Daiquiri de fresa o una refrescante agua de valencia hecha con Rooibos.

Buen brunch!!

 

Share

¡Nos gustaría conocer tu opinión!