Todo lo que siempre habías querido saber sobre el Ice Tea

Este fin de semana, sí. Por fin llega el sol, o al menos eso es lo que nos aseguran los meteorólogos. Con la subida de las temperaturas, nosotros nos lanzamos a prepararnos un riquísimo refresco natural: el ice tea.

En este artículo vamos a darte las tres claves sobre el ice tea: su historia, las diferentes formas de preparación, ya sea con té, infusión o rooibos y cómo endulzarlo y darle un toque especial. Allá vamos: 1, 2, 3 ICE TEA

1. El Origen del Té Frío

En la Feria Mundial celebrada en la ciudad de San Guisen el año 1904, un inglés llamado Richard Blenchynden presentó un stand en el que ofrecía infusión de té procedente de la India. Parece ser que debido al intenso calor reinante, las ventas no se estaban desarrollando como el esperaba, por lo que de pronto se le ocurrió servir el té con hielo. El éxito fue instantáneo, dando nacimiento a una floreciente costumbre.

2. Preparación del Té Frío

Podemos preparar nuestro Ice Tea de tres formas diferentes:

  • Infusión con agua caliente

Seguimos los pasos para la preparación del té caliente. Una vez filtrado lo dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de ponerlo en la nevera. Si se desea enfriar rápidamente, hacemos una infusión un poco más cargada, para evitar que quede aguado al añadir hielo.

  • Maceración

Siguiendo las proporciones utilizadas en la preparación del té con agua caliente, dejamos reposar las hojas de té directamente en agua mineral a temperatura ambiente y las dejaremos macerar. En el caso del té negro lo dejaremos macerar de 10 a 12 horas y en el caso del verde de 4 a 6 horas. A continuación lo filtraremos y lo dejaremos reposar en la nevera. Conseguiremos infusiones más ligera, con menos teína y taninos y más transparentes.

  • Infusión concentrada: Método Express

Con esta forma de preparación podemos preparar té frío para consumir al momento. Se infusiona el doble de hojas de té de las necesarias en la formula habitual en la mitad de agua. (ej.12g. por 0,5l. siendo lo habitual 12g. por 1l.) Lo mezclamos en un recipiente con la cantidad de hielo necesaria para completar 1l. de líquido. Debemos tener en cuenta que algunos tés al dejarlos enfriar se oxidarán un poco, dando lugar a un cambio de color, por lo que os recomendamos añadirle unas gotas de limón para evitarlo.

3. Darle el toque especial al Ice Tea

Para endulzarlo os recomendamos jarabe de glucosa (almíbar) ya que permite una fácil disolución. Si no podemos añadir azúcar, siempre mejor cuando el té esté todavía tibio para que se disuelva con más facilidad.

Por otro lado, si nos queda té preparado, podemos elaborar cubitos de hielo para enfriar futuras infusiones. También podéis añadirle frutas troceadas o zumos naturales, y así añadirle antioxidantes y vitaminas extra a vuestro té helado.

Y ya solo nos queda disfrutar de nuestro Ice Tea. ¡Feliz fin de semana!

 

Por Tea Shop en Taller de Té, Tés del mundo el 6 junio, 2014 Coméntalo (4)

Tea Shop Torrelodones

Integrado  en el C.C.Espacio Torrelodones desde su inauguración  (noviembre 2006), este Tea Shop hace llegar a la zona noroeste de la Comunidad de Madrid todo el sabor de nuestra bebida favorita, el té.

Para su propietaria, Cristina Samper, significo su segundo proyecto con Tea Shop, del que ya se había enamorado con su primera tienda, Tea Shop Majadahonda.

En Tea Shop Torrelodones os esperan con toda su energía tres entusiastas del té, para las que el trabajo en Tea Shop es toda una vocación. La más veterana es Susana, quién tras pasar por varios establecimientos de herboristería, encontró en Tea Shop (2003) un lugar donde profundizar en la materia “herbal”, nos dice. Para Isabel (2011), lo mejor es aconsejar a sus clientes que “se quedan impresionados con los agradables aromas de las latas”, y preparar regalos muy personalizados. Beatriz es la benjamina  del equipo (2012), pero no se ha quedado atrás. Su especialidad son los niños, con los que se deshace en explicaciones y les ayuda a descubrir fascinantes aromas.

Por supuesto las tres toman té y aunque sus gustos son ligeramente distintos, en este equipo triunfa el Té Verde por goleada, “lo tomo por los antioxidantes y porque me sienta de maravilla”, cuenta Isabel. Beatriz nos aconseja, “sabores dulces cuando es té caliente y los de frutas cuando es Ice Tea”.

Entre todas acumulan muchas anécdotas y momentos especiales con sus clientes, y de entre ellos Isabel recuerda uno con especial cariño,”Un cliente que viajaba mucho a Japón me trajo un té con oro comestible, lo que significa un augurio de buena fortuna para el año nuevo”, una pequeña joya en agradecimiento a su consejo.

Ahora ya conocéis un poco mejor a nuestras compañeras, que os esperan para seguir coleccionando recuerdos con aroma de té.

 

 

Por Tea Shop en Noticias, Tea People el 7 junio, 2013 Coméntalo (0)

El té ayuda al sistema inmunitario

Con el invierno y las bajas temperaturas vuelven  las distintas  variedades de virus de la  gripe e infecciones de garganta. Las vacunas ayudan, pero cuando aparecen nuevas cepas de virus ofrecen poco o ningún efecto sobre el. El té  potencia el  sistema inmunológico, que puede ayudar a rechazar la bacteria según los resultados de un estudio conjunto por Harvard, la Facultad de Medicina de Boston y la Universidad del New Hampshire, Durham.

El té verde contiene antígenos, (sustancia que induce la formación de anticuerpos) utilizados para combatir la infección. En este estudio, las células gama-delta T (nuestra primera línea de defensa contra la infección) fueron expuestas a estos antígenos antes de la exposición a la bacteria que causaría una infección.  Un grupo de control de las mismas células, no se expuso al antígeno. El resultado era que el grupo expuesto a los antígenos, se multiplicaron por 10 y secretaron productos químicos, defendiéndose de la enfermedad.

Las células no expuestas, no mostraron ninguna respuesta significativa. En un estudio separado, publicado en  julio/agosto Annals of Family Medicine, los  investigadores encontraron que los bebedores de  té y  café presentan una probabilidad dos veces mayor para rechazar el  Staphylococcus Aureus resistente a meticilina (SARM) a través de sus fosas nasales.

El estudio no estableció ninguna relación significativa entre el consumo de té frío y el riesgo de contagio nasal de SARM. “Una posible explicación es que el té frío tiene niveles inferiores de compuestos polifenólicos que el té caliente por unidad de volumen, porque muchos de los compuestos del té son solubles a temperaturas más altas”, refieren los autores. Según los investigadores, quedan probadas en el té caliente propiedades antimicrobianas. Un motivo más para acompañar al frió con nuestra bebida caliente favorita.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Por Tea Shop en Healthcare, Noticias el 1 marzo, 2012 Coméntalo (0)

¿Sabes por qué tomar té caliente?

Durante el proceso de preparación del té, el agua caliente hidrata las hojas y extrae de ellas sus componentes, que aportan a la bebida su aroma, sabor y nutrientes. De entre los más de 300 componentes del té destacan los flavonoides, sustancias fitoquímicas con propiedades antioxidantes.  Los antioxidantes del té son muy reactivos, por los que se oxidan y desaparecen al exponerse al oxigeno del aire.

Más propiedades
Dado que los antioxidantes son muy beneficiosos para el organismo, beber té caliente recién preparado es mejor, en este aspecto, que beber té frío. Si dejamos la infusión en un recipiente abierto, poco a poco se irá reduciendo por oxidación el contenido de antioxidantes. Los antioxidantes se mantienen estables  a temperatura ambiente durante 7 horas, y a partir de ese momento se reducen en un 20%.

Mejor Sabor
Cuando se toma el té caliente, se perciben con mayor intensidad el aroma y el sabor, ya que las papilas gustativas son más sensibles a las temperaturas cálidas que a las frías. Cuando el indicador de temperatura reacciona, el cerebro recibe señales eléctricas sobre el  sabor de la bebida, que son más intensas, en proporción a la temperatura.

Alarga la conservación
Una buena opción para mantener el té y otras infusiones como recién preparadas, es conservar la bebida caliente en un recipiente térmico. La ausencia de oxígeno y la conservación de la temperatura permiten disfrutar de todo el sabor y las propiedades de la bebida transcurridas varias horas, ya que el cierre hermético atenúa la oxidación.  Además facilita el transporte, pudiendo llevar nuestro té favorito en perfecto estado hasta el  lugar donde vayamos a consumirlo.

Por Tea Shop en Healthcare, Noticias, Tea People, Tés del mundo el 9 febrero, 2012 Coméntalo (0)